Es una de las bases de Living Proof: el cabello permanece más limpio más tiempo gracias a las moléculas de OFPMA que crean un micro-escudo en el cabello. 

Para optimizar el uso de  Living Proof, hay varios factores que debes de tener en cuenta:

  1. Para ver buenos resultados, es aconsejable el uso continuado. Ten en cuenta que la molécula se va “depositando” en el cabello conforme la vayas utilizando, y si alternas Living Proof con otros productos tardarás más en ver rendimiento. 
  2. Si llevas tiempo utilizando productos con SILICONAS, espera a que tu cabello se “desintoxique” para ver la máxima eficiencia. Estamos hablando de un periodo de 2-3 semanas dependiendo de la frecuencia con la que te laves el pelo.
  3. Si tienes el cuero cabelludo GRASO, te aconsejamos aplicar un champú específico para la grasa, ya que es un problema dermatológico y debe ser tratado como tal. Living Proof actúa a nivel de fibra, no a nivel de piel. Te aseguramos que la suciedad no va a “pegarse” a tu pelo, pero la grasa que proviene de tu cuero cabelludo debe tratarse como un problema específico.
  4. Aunque puedes combinar Living Proof con cualquier producto, no te aconsejamos hacerlo si tu propósito es mantener el cabello limpio más tiempo. Por ejemplo, no tendría mucho sentido aplicar un sérum con siliconas —que es un imán para la suciedad—, después de un shampoo y un conditioner Living Proof.
  5. No tengas miedo de superponer productos Living Proof, no sobrecargan el cabello en absoluto, y no dejan residuos, por lo que…¡juega sin miedo! 

Share This: