Estamos en junio, que no cunda el pánico. Pero tampoco es cuestión de dormirse en los laureles… toda precaución es poca con tal de que tu melena termine el verano viva y coleando:

  • Si tienes las puntas estropeadas, el comienzo de la estación es buen momento para cortarlas: evitarás que el sol, el cloro o la sal las dañen más. Además, es buena idea utilizar un producto como Fresh Cut para hacerles frente.
  • ¿Te da pereza o no tienes tiempo para utilizar varios productos en la ducha? Esta época del año es la indicada para sustituir el acondicionador por un leave-in Conditioner sin aclarado. Obtendrás un plus:
    • No Frizz Leave-In-Conditioner, además de retener la hidratación, supone un extra del control del frizz para cabellos muy encrespados.
    • Restore Repair Leave-In, hace el cabello hasta 15 veces más fuerte y proporciona 24 horas de protección UV.
    • Curl Leave-In-Conditioner, ideado para cabellos con ondas o rizos naturales, mantiene los rizos manejables, hidratados y previene la rotura. Además, acuérdate de re-aplicarlos cuando termines de bañarte.

  • Si eres de las que no salen del agua, hay otro producto con acción prolongada que te evita el que tengas que acordarte de volver a ponerlo después de cada baño. Es Night Cap, y su acción dura varios lavados (o baños). Su liberación prolongada de activos mantiene la cutícula cerrada y lo protege de los agentes climáticos y de que se vuelva verde con el cloro.

  • No te cepilles el pelo cuando esté mojado, es cuando el cabello está más frágil y puede romperse fácilmente. Esto vale para cualquier época del año, pero si le añadimos el condicionante del verano, puedes acabar con un montón de fibras partidas.

 

 

 

 

Share This: