Lo sabemos, el hacer trenzas requiere un poco de práctica y no a todo el mundo se le dan bien. Pero no dejes que eso te intimide, no todas las trenzas tienen que ser complicadas. De hecho, en muchos casos, cuanto más simple sea la trenza, mejor. Aquí está la prueba de que a veces solo se necesitan unos cuantos giros para crear un peinado favorecedor.

Trenza superior a un lado

Partimos de la idea de un peinado romántico pero a la vez transgresor, perfecto para ocasiones especiales.

Paso 1: crea secciones y sujétalas desde la nuca hasta la coronilla.

Paso 2: en la parte de detrás crea ondas con un rizador de 25 cms o más y asegúralo con pinzas. 

Paso 3: Mantén los laterales lisos realizando un secado direccional. Aplica Flex Hairspray y asegura el cabello con pinzas para dejar enfriar el cabello.

Paso 4: crea una sección estrecha y empieza una trenza africana desde un lado, dirigiéndola hacia el otro.

Paso 5: Deshaz los rizos de detrás y aplica Phd Body Builder, y peina de arriba a abajo.

Trenza doble orgánica

Con este estilo de doble trenza se busca libertad y volumen.

Paso 1: Crea una sección en forma de U en la parte superior de la cabeza.

Paso 2: Crea subsecciones de unos 25 mm, aplica Phd Body Builder y cárdalas en la base. Enrolla cada subsección y sujeta en la base.

Paso 3: Aplica también Phd Body Builder en el resto del pelo y dirígelo hacia un lado. Empieza a hacer una trenza sencilla e intenta acabarla anudando con el propio cabello.

Paso 4: Si no te resulta fácil, utiliza un coletero. 

Paso 5: Suelta el cabello de la parte superior y crea una segunda trenza empezando en la coronilla. Asegúrala como en el caso anterior.

Paso 6: Teje esta trenza con la anterior hasta que las dos se fusionen.

Paso 7: Deshaz el trenza resultante para crear una forma con más volumen, y aplica Phd Body Builder.

Fuente: Modern Salon, estilistas Pooja Shah y Lacey Hanmer.

 

 

Share This: