El lavado diario no tiene por qué ser un suplicio.
El shampoo y acondicionador comienzan a definir tus rizos en la ducha, preparando tu cabello para un buen peinado y mucho más. Hace que tus rizos estén 3 veces más fuertes* y los transforma para que luzcan más sanos después de un sólo lavado.

Shampoo

Limpia suavemente sin dañar, proporciona deslizamiento extremo para facilitar el desenredado y deja los rizos más fuertes y más definidos.
Mójate muchísimo tu cabello antes de usarlo, es cremoso, con una espuma diferente y acondicionadora pero con muy buen poder de limpieza. Distribúyelo siempre en raíces y a medios y puntas pásalo acariciando tu cabello (por favor no frotes tus fibras, mímalas que notaras la diferencia), notarás un aroma fresco y muy agradable. Acláralo abundantemente.

Conditioner

Acción acondicionadora rica, como la de un tratamiento, permite desenredar fácilmente para prevenir roturas
y facilita la formación de grupos de rizos.
Aplícalo sobre un cabello cargado de agua, hidratará muchísimo tu cabello, distribúyelo por todo tu cabello masajeándolo y ahora es el momento de desenredar tu pelo, hazlo con cariño, con un cepillo plano veras que fácil es. Una vez desenredado, aprieta tus rizos con las manos para provocar la forma de tu rizo y así dar consistencia a tu forma natural.
Aclara tu cabello y una vez aclarado antes de secar con toalla vuelve a apretar tu cabello con tus manos, ahora sí, seca siempre con toalla de microfibra, apretando muy suavecito y sin frotar, por favor.

Rizos 3 veces más fuertes solo en la ducha
Si comienzas a fortalecer tus rizos desde la ducha, notarás que todos los problemas mejorarán, convirtiéndose la etapa fundamental del peinado, en un momento muy divertido.
Para nosotros, los resultados que veas después de la ducha son muy, pero que muy importantes.
Fotos de shampoo y conditioner.

Share This: