Es hora de conocer a fondo las siliconas.

Las siliconas, son el ingrediente principal del 95% de los productos capilares actuales y limitan el verdadero potencial de tu cabello porque son un arma de doble filo: a corto plazo embellecen, pero a largo plazo acaban acumulándose y saturando tu cabello.

Inicialmente son un “maquillaje” brillante y lustroso para tu pelo, pero con el tiempo vas a encontrarte, entre otros, algunos inconvenientes:

  • Se ensucia más rápido (atraen la suciedad)
  • Genera peso en el cabello
  • Tienes aplicar y aplicar, lo cual genera aspecto graso y tienes que lavar más tu pelo, por lo que se reafirma el ciclo del daño (lavar y peinar más)
Siliconas y aceites

¿Qué hicimos en Living Proof?

Uno de los biotecnólogos más importantes del mundo y “padre” de Living Proof, el doctor Robert Langer, desarrolló OFPMA, nuestra molécula revolucionaria patentada del cabello sano, una solución superior a la hora de cuidar tu cabello.

¿Cuáles son las diferencias con las siliconas?

Las siliconas forman una gruesa película no uniforme en la superficie del cabello que atrae la suciedad, y necesita más y mas producto, mientras que OFPMA crea un microescudo que repele la suciedad y la humedad.

Y si entramos más en detalle:

Siliconas

  • No recubren las fibras uniformemente
  • Suavizan, pero aportan peso
  • Pueden hacer que el cabello se engrase y/o que atraigan la suciedad
  • No Protegen del frizz , lo contrarresta con peso y más y más producto
  • Crean acumulación ( tenemos que cambiar cada 6 meses)

Molécula del Cabello Sano (OFPMA)

  • Suaviza y protege las fibras de manera uniforme
  • No aporta peso
  • Repele la suciedad y hace que el cabello permanezca más limpio, más tiempo
  • Evita el frizz al impedir que la humedad penetre en nuestro cabello
  • No se acumula ( cuanto más lo usas mejor funciona)

La diferencia es espectacular:

En definitiva…

Nuestro equipo fundador de estilistas + científicos tenía que descubrir una molécula para reemplazar las siliconas en su totalidad. Y de ahí surgió una opción más eficiente: la Molécula del Cabello Sano.

¡Prueba la diferencia!

Share This: