Antes de empezar vamos a dejar clara una cosa: lavar tu cabello NO es un hecho beneficioso. Es obvio que ha de limpiarse, pero ten en cuenta que cuanto más lo haces más dañino resulta por la humedad, la fricción y la fuerza mecánica que ocurren cuando te lavas y le das estilo a tu cabello.

Partiendo de esta base, vamos a hablar de las siliconas.

Las siliconas fueron un boom cuando se descubrió su aplicación en la industria cosmética y siguen usando de manera extendida. ¿Por qué? Porque el efecto inmediato en el cabello es espectacular, lo recubren de manera que hasta las melenas dañadas pueden lucir un brillo irreal.

 

pelaso_siliconas

Hasta aquí todo perfecto, pero entonces, ¿cuál es el lado oscuro? que el “disfraz” que le proporcionan a tus fibras tiene un precio: las siliconas son uno de los elementos que más prevalecen en el cabello y tienen efecto acumulativo. Y se amontonan rápidamente dejando tu cabello pesado y agobiado. Además, atraen la suciedad y el aceite.

El resultado, por lo tanto, que necesitas lavar y volver a dar estilo frecuentemente, lo que como habíamos dicho al principio, es DAÑINO para tu cabello.

 

Independientemente del tipo que sean, tanto si son solubles, no solubles o volátiles, las siliconas pueden representar un handicap para el estilista por todas estas razones:

  • El cabello se siente pesado: cuesta peinarlo
  • El sobreuso crea grasa
  • El estilo se colapsa
  • Sólo dura unas pocas horas

Y si todavía faltan argumentos, otro factor a tener en cuenta es que para eliminarlas correctamente necesitas usar champús con sulfatos (porque si no, no se irán de las fibras),  con el consecuente daño que ello representa para ciertos tipos de cabellos, como los coloreados. Además, como el recubrimiento que crean en el cabello no es uniforme,  los productos con siliconas no bloquean efectivamente la humedad que penetra.

ciliconas

Y por último, si vas a utilizar algún tratamiento, si tu cabello está saturado de siliconas, el escudo que forman no permitirá que penetren efectivamente los nutrientes que aplicas. ¡Cuidado en ese caso!

Nuestro consejo: deshazte de las siliconas, o si las vas a seguir utilizando, intenta que no estén mucho tiempo en contacto con tu cabello.

Living Proof te propone una desintoxicación de tu cabello en 14 lavados, que es lo que tarda aproximadamente el cabello en deshacerse de las siliconas. ¿Te apuntas?

 

 

 

Share This: