Hay tantos mitos alrededor del cuidado del cabello que probablemente acabamos creyendo consejos que no son ciertos. Las “reglas” parece que cambien todo el tiempo (¡Lávate el pelo todos los días” ¡No te lo laves! ¡Cepíllatelo! ¡No lo cepilles!) y tenemos tanta información contradictoria que no sabemos qué creer y qué no. Así que fuimos rápidamente hasta nuestro equipo de estilistas y científicos para abordar el tema directamente.

MITO 1

Tu cabello se acostumbra al champú, por lo que debes cambiarlo cada cierto tiempo. FALSO

Tu cabello está muerto. Eso significa que no se puede acostumbrar a nada. Si notas que un producto no te funciona igual que cuando empezaste a utilizarlo, el problema puede estar en la acumulación de siliconas. Compra en ese caso un buen champú que las elimine, o mejor, pásate a fórmulas sin siliconas. Todos nuestros productos lo son, y no sólo no se acumulan en las fibras, además contienen un ingrediente que se llama OFPMA que mantiene tu cabello más limpio por más tiempo.

3

 

MITO 2

Enjabona, aclara y repite. FALSO

A menos que seas luchadora de barro, olvídate del doble enjabonado. Aplicar champú con demasiada frecuencia causa rotura innecesaria del cabello e irritación del cuero cabelludo. Consejo: opta por champús suaves sin sulfatos y evita productos con siliconas para asegurarte que limpias profundamente el cabello haciéndole menos daño.

2.1_MON_1

MITO 3

¿Cabello graso? No necesitas acondicionador. FALSO

No te saltes el acondicionador, no importa lo graso o fino que tengas el cabello. El cabello fino además, es más propenso a los daños por enredos. Para estos casos nuestro Full Conditioner es una buena opción porque es muy ligero.

img_como_hacer_una_mascarilla_natural_para_el_pelo_graso_22149_orig

MITO 4

Aclarar con agua fría “cierra la cutícula” y hace tu cabello más brillante: VERDAD… a medias

Este tiene truco. No hay nada que “cierre la cutícula”, pero aclarar con agua fría dejará el cabello más suave y brillante. ¿Por qué? Porque el agua fría sella la superficie de las fibras mientras que el agua caliente hace que la cutícula se levante. Y una cutícula abierta hace que se pierda rápidamente el color, da como resultado frizz y deja el cabello mate.

cold-shower

 

 

Share This: