Con el solecito a la vuelta de la esquina, vamos a recoger algunos datos sobre protectores que pueden esclarecer tus dudas.

Empecemos por lo básico: no es lo mismo un protector solar que un protector de calor. El daño que producen los rayos UV en tu piel o en tu cabello no se deben a un aumento drástico de temperatura. El sol produce agresiones en tu cabello diferentes a las que pueda producir un rizador, por ejemplo.

Y sí, lo sabemos, lo que menos te apetece después de haberte embadurnado de crema protectora en la playa es aplicarte un protector solar en el pelo. Pero es importante porque, si bien el sol, tomado con moderación puede potenciar la síntesis de vitamina D, fundamental para el buen estado de nuestros huesos, no tiene ningún tipo de beneficio en nuestro pelo.

¿Para qué usar protector solar?

Para que tu cabello no se decolore

Los rayos UV blanquean los pigmentos del cabello, ya sean naturales o teñidos, y dejan tu cabello con un color apagado.

Para evitar el frizz

La combinación de la sequedad del sol junto con la humedad de la costa es la gran amiga del encrespamiento.

Para que no llegues a septiembre con las puntas abiertas

La exposición a los rayos UV  elimina los aceites naturales que actúan como capa protectora del cabello, lo que causa la separación de cutículas y la debilitación del pelo.

¿Cuáles son los protectores solares Living Proof?

Así que no lo olvides, ¡prepárate para el verano!

Share This: