Después de muchos días en casa probablemente has seguido todo tipo de rutinas en tu cabello (esperamos que no te hayas aventurado a probar suerte con la tijera o con algún tinte malo malísimo), pero queremos asegurarnos de que no pierdes de vista el cuidado del cuero cabelludo.

El cuero cabelludo es uno de los principales afectados ante cualquier alteración: cambios en los horarios, en la dieta, estrés, preocupaciones… y puede pasar factura (desde caída del pelo hasta grasa o irritación).

¿Cómo lo podemos tratar? Limpiando en profundidad y equilibrando. Vamos a ver 2 productos súper recomendados:

Phd Triple Detox: el champú detoxificante que limpia en profundidad.

Y cuando nos referimos a que limpia, no sólo es que deja la melena sin resto de suciedad, sino también a que el cuero cabelludo se desintoxica en 3 niveles:

  • Acumulación de producto
  • Contaminación (por suerte ha disminuido en estos días, yeahhhh)
  • Residuos de aguas duras

El carbón activo de Triple Detox elimina cualquier resto de grasa y suciedad, y para que sea más efectivo puedes dejarlo actuar durante 5 minutos.

En relación a la contaminación, sabemos que ahora no es el caso que más nos preocupa porque estamos en casa, pero no hay que perderla de vista ya que incluso puede provocar pérdida de cabello. Esto viene relacionado con las nanopartículas suspendidas en el aire, así como con los hidrocarburos (presentes en el humo de los tubos de escapes, humo industrial, etc) que inducen a un estrés oxidativo.

Además, ¿sabías que el alto contenido en minerales del agua corriente causa también en el cabello daño por oxidación? Se rompen los enlaces de la proteína en el núcleo del pelo y la fibra se hace propensa a la rotura y al frizz.

Por todo ello: bienvenido Triple Detox, un reseteo para cuero cabelludo y cabello.

Restore Dry Scalp: el rescate del cuero cabelludo

El producto para equilibrar e hidratar el manto hidrolipídico después de limpiarlo en profundidad. E imprescindible ante problemas como la caspa o la irritación.

Dry Scalp contiene ácido hialurónico, uno de los grandes responsables de la hidratación de la piel, capaz de retener grandes cantidades de agua (hasta mil veces su peso en el tejido).

Nuestra recomendación: utilizarlo el día en que se lava el cabello ya que va a retener el agua en la piel, y también los 2 siguientes días para potenciar el efecto.

¿Por qué? Porque además de solucionar la sequedad capilar, tiene gran utilidad como protector a la hora de prevenir del daño de los radicales libres a nivel celular.

Además, su fórmula es muy ligera y no ensucia.

Después del cuero cabelludo… obviamente puedes cuidar el resto de tu melena (por ejemplo las nuevas mascarillas son fabulosas). Pero sabemos que en cuidar tu pelo ya habías pensado y muy probablemente ya habías aplicado algún tratamiento ¿o no?

Conoce nuestros tratamientos aquí.

Foto portada: Sarah Ruhlman.

Share This: