Una de las preguntas más frecuentes que recibimos es esta: “¿Qué champú utilizo si tengo las raíces grasas y puntas secas?”

La respuesta no es sencilla a priori, ya que en una misma fibra capilar con dos comportamientos distintos requeriría el uso de productos diferentes en cada zona. 

Nosotros aconsejamos en primer lugar diferenciar la causa de la grasa. En muchas ocasiones, procede de los efectos de la contaminación que tiende a crear sebo en las raíces principalmente. En otros casos, la razón del exceso de grasa puede ser genética o incluso hormonal.

En este último caso, en el que la grasa es más un problema de la piel que de la fibra —y ante otras alteraciones dermatológicas como puedan ser la caspa o la caída—, recomendamos acudir a un especialista para que nos aconseje un producto específico. Ante esta situación, podría aplicarse el champú propuesto y después se podría utilizar cualquier otro producto Living Proof. 

Pero en la mayoría de casos en los que la grasa procede de otros agentes condicionantes, como pueden ser la polución o incluso el ejercicio físico, Living Proof es una gran ayuda, ya que OFPMA es la única molécula utilizada en peluquería que repele la suciedad que proviene del exterior.

¿Cómo actuar entonces?

Lo ideal sería utilizar un champú en las raíces y otro champú diferente en medios y puntas, ya que ante un cabello mixto, es evidente que si aplicamos un producto muy nutriente que “devuelva la vida” a la zona dañada, la raíz va a sentirse más densa. 

Como sabemos que lavarse el pelo con dos champús es un ritual un tanto tedioso, si la grasa es el factor que más te preocupa de tu melena, te proponemos que utilices Phd Triple Detox, pero SIEMPRE después debes aplicar un acondicionador en medios y puntas. El motivo es sencillo: al lavar el cabello con cualquier champú alteramos su ph, lo cual supone una agresión a tu cabello, y la manera de restaurarlo es aplicar un producto acondicionador que lo equilibre de nuevo.

Tanto el champú como el acondicionador, debemos aplicarlos con el cabello bien cargado de agua y masajearlos en dirección cuticular.

¿Por qué Triple Detox Shampoo es el más indicado? 

Porque aunque tiene gran poder de limpieza, no contiene sulfatos agresivos SLS o SLES y es un producto suave que no seca el cabello. Además de limpiar el cuero cabelludo en profundidad de la propia grasa que este genera, elimina todos los residuos de la fibra, como por ejemplo los depósitos de siliconas o restos de productos, además de la polución y los minerales de las aguas duras.

 

 

 

 

Share This: